La actriz y bailarina Paula Quintana estrena en Dansa Valencia su próxima producción “Siempre, en algún lugar”, dirigida por Fernando Soto


El sábado 8 de abril a las 19h30 el montaje se representará en la Sala Matilde Salvador dentro del Festival Dansa València 2017

●      Una obra que podríamos definir como un poema escénico, una pieza multidisciplinar en la que el cuerpo humano coexiste con las nuevas tecnologías en una extraña y bella armonía. Danza, teatro y cine se complementan entre sí para componer un único lenguaje entendido por las emociones, por la intuición, por la conciencia.

●      La obra cuenta con la colaboración de Fernando Soto en la dirección de escena (La estupidez, Constelaciones), de Cristina Redondo en la elaboración del texto (La virtud de la torpeza, Delirare) y del músico habitual de la compañía, Juan Antonio Simarro.

●      Además, el espectáculo más premiado de Paula Quintana, Latente, se representará el 28 de abril a las 20h45 en el Auditorio do Centro Cívico Cultural de Arteixo.

●      La artista también colabora con proyectos de otras compañías, como con el próximo montaje Trainspotting, de La Competencia (asesoría de movimiento), que se estrena en Madrid en abril y con la obra Des châteaux en Espagne, de la compañía francesa Pour ainsi dire (intérprete)

 

Valencia, marzo de 2017. La creadora, actriz y bailarina Paula Quintana estrena su próxima producción Siempre, en algún lugar el próximo sábado 8 de abril a las 19h30 en la Sala Matilde Salvador, dentro del Festival Dansa València 2017. La pieza se presentó en formato corto en el 15º Festival de Danza Canarias Dentro y Fuera el pasado diciembre (inauguró esta cita anual) y visitará Madrid el próximo mes de mayo.

Danza, teatro y cine se complementan entre sí para componer un único lenguaje entendido por las emociones, por la intuición, por la conciencia. Todo ello crea un idioma universal entendido por las emociones, la intuición y la conciencia. Siempre, en algún lugar se sitúa en un momento vital donde existe una crisis radical, y es en ese momento cuando surge otro lugar que se convierte en un refugio, un oasis donde poder detener la lucha, bajar la guardia y abandonarse a vivir en paz.

Una obra que podríamos definir como un poema escénico, una pieza multidisciplinar en la que el cuerpo humano coexiste con las nuevas tecnologías en una extraña y bella armonía. Esa belleza y armonía que recordamos como nuestras y que seguro sobreviven a salvo, “siempre, en algún lugar”.

La obra cuenta con la colaboración de Fernando Soto en la dirección de escena (La estupidez, Constelaciones), de Cristina Redondo en la elaboración del texto (La virtud de la torpeza, Delirare) y del músico habitual de la compañía, Juan Antonio Simarro. Tanto el texto como la música son creaciones originales para este espectáculo.

Además, en el plano audiovisual, trabajan en el equipo Derek Pedrós (filmaker y fotógrafo) y Dea Woon (artista audiovisual). Este último artista introduce en el montaje la parte audiovisual que, al interactuar con la intérprete en directo (Paula Quintana), permite unificar las proyecciones audiovisuales y la vida en escena, generando un universo fantástico.

Continúa la gira de sus otros espectáculos

Asimismo, Arteixo acoge el próximo 28 de abril el espectáculo más premiado de Paula Quintana, Latente, exhibido en más de 30 ocasiones por todo España. En este espectáculo confluyen la danza contemporánea, el flamenco, el teatro y el humor absurdo, y que habla sobre “sueños, sobre las historias que suceden en medio de nosotros, eso que está en el alma de cada cual y todos queremos conocer”.

La pieza ha sido premiada como “mejor espectáculo de nueva creación” en la Feria Umore Azoka 2015 de Leioa, doblemente candidata a los Premios Max 2016 en la primera selección y finalista de los Premios Réplica (considerados los Max canarios). Su versión de 15 minutos Sueño3 recibió el pasado verano el Primer Premio del Certamen Europeo Mujer Contemporánea, otorgado por un comité asesor internacional (Inglaterra, Hungría y España) entre 47 propuestas presentadas (galardón que forma parte del festival de danza Costa Contemporánea).

Otro de sus montajes es Amarga Dulce, una pieza de danza-teatro que está basada en la recuperación de la figura de “Dulcinea del Toboso”. La pieza se pregunta qué fue de la musa, qué fue de la figura impulsora de las hazañas de Don Quijote de la Mancha, un papel evocador que simboliza la voluntad y fuerza  interior que necesita el hombre para alcanzar sus metas. A través del texto de Cervantes y una dramaturgia, un lenguaje corporal, la danza y la música, se establece un viaje emocional de la heroicidad al olvido  y viceversa.

Equipo

Los canarios Carlos Pedrós y Juan Antonio Simarro suelen ser colaboradores habituales de la artista. El primero es autor de los textos de Amarga Dulce y Latente, y el segundo de la música y el espacio sonoro de todas sus propuestas.

Aparte de los proyectos de producción propia, Paula Quintana también colabora con otros proyectos y compañías. Actualmente está de gira por Francia con el montaje “Des châteaux en Espagne” (Compañía “Pour ainsi dire”).

Sobre Paula Quintana y su compañía

La tinerfeña Paula Quintana ha desarrollado desde la infancia una formación en danza clásica, contemporánea y flamenco. Tras licenciarse en Arte Dramático se traslada a Madrid donde continúa con su formación como actriz y bailarina, estudiando y colaborando con importantes figuras de distintas disciplinas, como Daniel Abreu, Yayo Cáceres (cía. Ron Lalá), Fernando Soto (Draft.inn, La Abadía), Chevi Muraday (danza contemporánea) o Alfonso Losa (Escuela “Amor de Dios”, flamenco).

Todo ello le ha llevado a trabajar en diferentes compañías y espectáculos de teatro y danza, gracias a los que ha podido actuar en espacios como en el Grand Palais de Paris (Urban Bólero, Collectif Bounces&Sounds, Francia); en el Royal Albert Hall de Londres y Teatro Caser Calderón de Madrid (Kataka, Francia-España), o en algunos de los últimos montajes de Fernando Soto como actriz protagonista: La virtud de la torpeza y Delirare. Ahora mismo, compagina sus interpretaciones para artistas consagrados, con proyectos de creación propia a través de la compañía que lleva su nombre.

La Locomotora Comunicación